Emprender con jardinería en miniatura

Hoy, más que nunca, están muy de moda los pequeños mini jardines. Estos, sirven para decorar cualquier parte de la casa, ya que, si no se cuenta con un gran patio o jardín, esta es la solución para poder tener plantas. Además, este tipo de actividad es muy relajante y podemos enseñar a los más pequeños a tener el hábito de cuidar las plantas. La gran ventaja que tienen este tipo de proyectos, es que en cualquier espacio pueden crearse jardines espectaculares, sin duda, emprender con jardinería en miniatura es apostar por un negocio rentable.

Los materiales que deberás usar son mínimos, como: la tierra, las plantas, las piedras, etc. Lo más importante, es tener mucha creatividad para crear composiciones armoniosas, de acuerdo al estilo que el cliente quiera. Puedes tener un catálogo con las composiciones que hayas elaborado, para que los clientes puedan tener una mejor idea de lo que puedes lograr. Los recipientes para contener el jardín en miniatura, pueden ser de cualquier tipo, depende en gran manera del tamaño del jardín que se quiera crear, desde una taza puede servir, hasta cubetas y macetas más grandes.

Antes de emprender con jardinería en miniatura, debes tener conocimiento del cuidado de las plantas, puesto que debes saber que plantas pueden plantarse juntas, que tipo de cuidados deben tener, si son de sol o de sombra, cuales plantas pueden crecer en interiores, cada cuánto necesitan regarse, entre las cosas más importantes a tener en consideración; de ahí, depende el éxito de tu empresa. No sólo, debes tener la creatividad para este tipo de negocio, también se necesita tener conocimiento previo.

En Japón, existen los famosos Bonsái, son árboles y plantas que fueron tratados para que conserven un tamaña muy pequeño. Puedes informarte y tomar un curso para aprender a cultivar bonsái, en verdad son muy costosos y su mantenimiento es delicado, por lo que, puedes ofrecerlo en tu empresa, si es que tienes el conocimiento de su cuidado. Debes también, poner atención al podado de las plantas, para evitar que crezcan demasiado y conserven un tamaño adecuado. Es recomendable no abonarlas, esto hace que las plantas tiendan a crecer y es lo que queremos evitar, que crezcan de tamaño, pero procurar que sí se conserven sanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *